El marketing de contenido no es fácil.

El problema es que el proceso puede parecer sencillo: haces una lluvia de ideas, escoges la que más te guste, la diseñas, la construyes, la publicas y alcanzas a tus audiencias. Listo, trabajo terminado.

Es un poco como la construcción de una página de links, donde algunos podrán decir: “Construye un excelente contenido y los links y las visitas llegarán”.

Infortunadamente, rara vez es así de sencillo. Sí, algunas veces podrás tener suerte y algo podrá ser exitoso con poco esfuerzo. Pero cualquier persona que alguna vez te diga que el content marketing es sencillo probablemente nunca lo hecho una y otra vez.

Una estrategia de contenido debe contener más de una clase de contenido y debe hacerse basado en los objetivos particulares de una marca.

Encuentra aquí los 5 pasos para poder producir un contenido que se acerque más a los objetivos y metas de tu marca.