Aunque la frase famosa de “No juzgues un libro por su portada” se aplica a diversas situaciones de la vida, infortunadamente ésta no tiene lugar en la era del internet cuando hablamos de los títulos de tus contenidos.

Como productor o generador de contenidos, sólo tienes una pequeña ventana para captar la atención de tus públicos y audiencias. Ya sea en los resultados orgánicos de búsqueda o en plataformas social media, si un usuario encuentra el título aburrido, poco interesante o irrelevante, simplemente pasarán por alto tu contenido y seguirán hacia otro. Sin el clic inicial, por más valioso que sea tu contenido, éste se perderá en el ciberespacio.

Conocer bien en dónde aparecerán tus títulos, cómo estructurarlos y la mejor manera de optimizarlos puede ser la clave para que tu contenido se diferencie del de tu competencia. ¡Aquí podrás encontrar tips y consejos para lograrlo!

 

Tomado, traducido y adaptado de: VERTICALMEASURES.COM